Senate Democrats

Demócratas Del Senado Destacan Su Compromiso Con Una Reforma Fuerte De ÉTICA

Washington, DC – Con el Senado moviéndose hacia delante para responder al llamado del pueblo estadounidense para un cambio, el Líder de la Mayoría en el Senado Harry Reid, el Senador Russ Feingold, el Senador Barack Obama, el Senador Ben Cardin, el Senador Bernie Sanders, el Senador Robert Casey, la Senadora Claire McCaskill, la Senadora Amy Klobuchar, el Senador Sheldon Whitehouse y el Senador Jon Tester hoy elogiaron al nuevo Congreso demócrata por moverse hacia delante con rapidez sobre las reformas más fuertes de ética y cabildeo en una generación. La nueva medida, el Proyecto de Ley de Transparencia y Fiscalización Legislativa de 2007, se comenzará a debatir esta semana en el hemiciclo del Senado de los Estado Unidos y es patrocinado por el Líder de la Mayoría Reid y por el Líder Republicano del Senado Mitch McConnell. Esta legislación bipartidista traerá una reforma muy necesaria a los pasillos del Congreso, prohibiendo regalos de cabilderos, cerrando la puerta rotatoria entre la Calle “K” y el Capitolio, mejorando las reglas de ética de divulgación, reformando el proceso de patrocinio de fondos destinados a un fin, o “earmarks” en inglés, y más. La nueva mayoría demócrata en el Senado ha hecho la reforma de ética una prioridad importante para el 110mo Congreso, cumpliendo un compromiso hecho al pueblo estadounidense de limpiar a Washington y hacer que el Congreso vuelva a servirle a los Estados Unidos. “El pueblo estadounidense exigió un cambio y los demócratas estamos listos para cumplir”, dijo el Senador Reid. “El nuevo Senado demócrata está comprometido con brindarle a los Estados Unidos un gobierno igual de bueno – así como honesto – que al pueblo a quien le sirve. El Senado comenzará con una legislación que es buena, y trabajando juntos vamos a mejorarla. Al final del día el Senado aprobará las reformas más abarcadoras desde ‘Watergate’. “Ahora que las aguas ya están llegando a su nivel y el nuevo Congreso está encarrilado, necesitamos ponernos a trabajar y demostrarle a los estadounidenses que si estamos respondiendo a su llamado por un cambio”, dijo el Senador Feingold. “Nosotros tenemos la oportunidad ahora de darle al pueblo estadounidense lo que se merece y lo que exigió en noviembre pasado – una reforma de ética y cabildeo verdadera que sostenga a los funcionarios electos a los estándares éticos más altos”. “El pueblo estadounidense se merece más que una fachada artificial cuando se refiere a la reforma de ética, ellos se merecen una reforma significativa que al fin ponga un final a las influencias impropias que los cabilderos y los intereses especiales han tenido sobre las leyes que forjamos”, dijo el Senador Obama. “Para hacer esto no solo debemos de fortalecer sino también aplicar las leyes que gobiernan nuestras interacciones con cabilderos y finalmente hacer que el proceso legislativo le sea completamente transparente al público. El pueblo estadounidense ha puesto su fe en nosotros para que podamos restaurar su fe en el gobierno y esta es nuestra oportunidad para lograrlo”. “La reforma de ética fue uno de los temas más cruciales cuando hice mi campaña para el Senado de los Estados Unidos”, dijo el Senador Casey. “Los votantes mandaron un mensaje claro de que ellos quieren una reforma de ética”. “El pueblo estadounidense hizo un llamado claro y contundente este noviembre pasado de que ellos quieren un gobierno que se comprometa con los estándares éticos más altos. Aplaudo al liderazgo del Senado por presentar una legislación que hace eso mismo”, dijo la Senadora McCaskill. “El hacer que nuestras políticas de ética sean más estrictas le permitirá al Congreso de los Estados Unidos a actuar de manera más independiente de las influencias de los cabilderos, removiendo el salvavidas de los intereses adinerados que han encontrado el camino hacia nuestro proceso legislativo”. La Senadora Klobuchar dijo, “La reforma de ética es la prioridad número uno de este nuevo Senado por una razón clave: hasta que no mejoremos la forma en que el Congreso trabaja y hasta que no hagamos que las cosas vuelvan a ser justas para los estadounidenses comunes y corrientes, no podemos abordar efectivamente los temas grandes que nuestro país enfrenta, como independencia energética, servicios de salud accesibles, o alivio para la clase media. Con la energía de nuestra nueva clase de senadores, el liderazgo del Senador Reid y el compromiso de los Senadores Feingold y Obama, nosotros vamos a aprobar una reforma de ética verdadera”. “El pueblo del estado de Rhode Island y todos los estadounidenses, se merecen un gobierno que cumpla con los estándares éticos más altos. El Líder de la Mayoría Reid ha cumplido esa promesa al lograr que una reforma de ética sea la primera medida que se atienda en este nuevo Congreso”, dijo el Senador Whitehouse. “Estoy complacido con que esta es nuestra primera prioridad y estoy orgulloso de trabajar con él y el Senador Feingold y Obama y con mis nuevos compañeros, para desarrollar un proyecto de ley fuerte y demostrarle al pueblo estadounidense que estamos en serio en cuanto hacer que el gobierno federal luche por las personas que representan”. “Este proyecto de ley atiende las inquietudes que he escuchado a través del estado de Montana por más de un año”, dijo el Senador Tester. “El pueblo quiere transparencia en el gobierno y que su gobierno luche por ellos, no para los cabilderos corporativos. Yo espero trabajar junto a mis colegas de ambos partidos para restaurar la fe en el proceso”. En noviembre pasado, el pueblo estadounidense exigió un cambio en casa y en el extranjero y los demócratas están comprometidos con lograr resultados en el 110mo Congreso. Los demócratas y republicanos están trabajando juntos para aprobar una reforma de ética fuerte y necesaria para limpiar a Washington. Guiados por el espíritu de bipartidismo, los demócratas están listos para llevar a los Estados Unidos hacia delante.

###

Bookmark and Share