Senate Democrats

Reid: Demócratas lucharán cada día para cumplir con promesas domésticas, cambiar de rumbo en Irak

WASHINGTON, D.C.—El Líder de la Mayoría del Senado Harry Reid hizo las siguientes declaraciones en el pleno del Senado de los Estados Unidos, reflexionando sobre los logros de los demócratas en los primeros cinco meses de este Congreso y prometiendo continuar la lucha para cambiar de rumbo en Irak. Adjunto las declaraciones del Senador Reid, según preparadas para su discurso:

Los demócratas ganamos la mayoría en el Congreso oponiéndonos a la estrategia fracasada del Presidente Bush y apoyando la restauración de los valores de las familias trabajadoras estadounidenses al gobierno. El pueblo estadounidense envió un mensaje claro en noviembre pasado de que era hora de cambiar de rumbo en Irak. Los demócratas del Congreso hicimos esa nuestra prioridad principal desde el primer día de este Congreso y en cada día desde entonces. En menos de cuatro meses, hemos logrado enviarle al Presidente un proyecto de ley negándonos a continuar nuestra participación sin fin en Irak. Desafortunadamente el Presidente vetó ese proyecto que reflejaba el deseo del pueblo estadounidense, muchos de ellos líderes militares de alto rango, y una mayoría bipartidista del Congreso. Anoche le enviamos otro proyecto de ley que no va tan lejos como muchos de mis colegas y yo quisiéramos que fuera, pero comienza el proceso de responsabilizar a este Presidente y a los iraquíes. Este proyecto:

  • Ata nuestra estrategia militar al cumplimiento del gobierno iraquí con 18 importantes metas o "benchmarks" políticas, económicas y de seguridad;
  • Restringe el uso de ayuda internacional al gobierno iraquí si no hacen progreso significativo;
  • Le requiere al Presidente certificar que el gobierno iraquí se merece estos fondos aun si no cumplen con lo prometido;
  • Le requiere a la Administración que testifique ante el Congreso y ante un estudio independiente de la Contraloría General, o "General Accounting Office" en inglés, sobre el desempeño del gobierno iraquí;
  • Le requiere al Presidente presentar un informe acerca de la aptitud militar de las fuerzas iraquíes;
  • Le requiere al Presidente redistribuir nuestras tropas si el gobierno iraquí concluye que no se desea su presencia;
  • Restringe el uso de fondos del Departamento de Defensa hasta que el Congreso reciba información sobre los contratistas en Irak; y
  • Plantea que la política pública de los Estados Unidos no permitirá bases militares permanentes en Irak, ni la tortura de detenidos, ni planes para quedarnos con el petróleo iraquí.
  • Éstos pasos son importantes, pero tenemos que hacer más. Como dije en el pleno anoche, no detendremos nuestros esfuerzos para cambiar el rumbo de esta guerra hasta que los republicanos se unan a nosotros para rechazar la estrategia fracasada del Presidente Bush o hasta que tengamos un nuevo Presidente. Al mismo tiempo que nos hemos opuesto a la política pública del Presidente en Irak, hemos adelantado legislación para invertir en nuestra seguridad, nuestra economía y nuestra salud. Salario mínimo. Aprobamos un aumento en el salario mínimo federal para los trabajadores – que se debió haber aumentado hace tiempo – que está en camino para que el Presidente lo firme. SCHIP. Proveímos casi $400 millones para asegurarnos de que a los estados no se le acaben los fondos para el Programa Estatal de Seguro de Salud para Niños, o SCHIP, por sus siglas en inglés, y en las próximas semanas trataremos de reautorizar este programa exitoso que mantiene saludables a millones de niños. Ayuda a agricultores. $3,000 millones para ayudar a los agricultores y rancheros a recuperarse de sequías, inundaciones, tormentas y otros desastres. Ayuda para incendios que están fuera de control. $465 millones para ayudar a prevenir y combatir incendios en el oeste y en otros lugares. Ayuda a las víctimas de Katrina. Casi $6,300 millones para cumplir con el compromiso del Presidente al pueblo del Golfo de México afectado por el huracán Katrina. Seguridad interna. Aumentamos los fondos para proteger a los Estados Unidos por más de $1,000 millones. Entre los programas más importantes que se financiaron figuran: · Seguridad Portuaria. $110 millones · Seguridad ferroviaria y de transportación en masa – $100 millones · Sistemas de detección de explosivos para equipaje de aerolíneas – $285 millones · Seguridad de carga aérea – $80 millones para inspeccionar el cargamento en aviones comerciales de pasajeros Presupuesto. Hemos aprobado un presupuesto equilibrado que devuelve la disciplina fiscal y pone a la clase media primero – reduciéndole los impuestos mientras que aumentamos la inversión en educación, servicios de cuidado para veteranos y servicios de salud de niños. Células madre. – Por segundo año consecutivo, legislamos para darle esperanza a la investigación de células madre a todos los estadounidenses que sufren. Varios otros proyectos de ley importantes se han aprobado y pronto estarán en camino al Presidente: CR. El congreso republicano ineficiente no aprobó proyectos de ley de asignaciones. Los demócratas aprobamos proyectos de ley fiscalmente responsables que invirtieron en las prioridades del pueblo estadounidense. Comisión del 11 de septiembre. Aprobamos todas las recomendaciones de la Comisión bipartidista del 11 de septiembre, luego de que se ignoraran por años. Ética. Hemos comenzado el debate de la reforma migratoria, y continuaremos al regresar del receso. Hemos tomado acción en cuanto a 7 de nuestras 10 prioridades legislativas que presentamos en nuestro primer día del Congreso número 110. En las próximas semanas, esperamos enfocarnos a las tres que quedan: Energía. Un proyecto de ley integral que reduzca nuestra dependencia de energía extranjera y que reduzca el riesgo de calentamiento global. Este proyecto de ley aumentará dramáticamente la producción de energía renovable para que podamos comenzar el esfuerzo a largo plazo de reducir nuestra dependencia de fuentes de energía insostenibles y volátiles, específicamente de fuentes extranjeras. El proyecto requiere que los enseres, edificios, sistemas de alumbrado y vehículos economicen más energía, y también requiere que el gobierno federal mejore su desempeño en cuanto a la energía. Y se dirige a la creciente amenaza de manipular los precios y el mercado según el precio de la gasolina continúa rompiendo récord casi todos los días. Educación. Esperamos ocuparnos de la reautorización de la Ley de Estudios Universitarios, o Higher Education Act en inglés. Desde la última vez que la ley se autorizó en 1998, los costos universitarios han aumentado a una velocidad alarmante. Una cantidad cada vez más alta de estudiantes son incapaces de pagar por una educación universitaria. Muchos de aquellos con la dicha de terminar sus estudios universitarios ahora comienzan sus carreras con la carga financiera de los préstamos estudiantiles. En Nevada, la deuda promedio es de $15,000 y eso es inaceptable. Nuestra medida aumentará la cantidad máxima de la Beca Pell, reducirá los intereses de los prestamos estudiantiles, expandirá los programas de anulación de deudas, y limitará los plazos de los préstamos estudiantiles a un máximo de 15% de sus ingresos. Nuestro proyecto de ley da pasos importantes para atajar esta crisis alarmante y creciente. Autorización de defensa. Comenzaremos a reconstruir nuestras fuerzas armadas, que se ha debilitado tras su participación extensa en las guerras en Irak y Afganistán. Comenzamos ese proceso aprobando el proyecto de ley de gastos suplementarios de emergencia anoche. Ese proyecto proveyó fondos que son muy necesarios para asegurar que nuestras tropas – activadas y retiradas – reciban los servicios de salud que se merecen y que nuestra Guardia Nacional y Reserva reciban el equipo que necesitan para hacer su trabajo en Irak y aquí en casa. Nuestro próximo paso será traer el proyecto de ley de Autorización de Defensa al pleno, seguido más tarde este año por el proyecto de ley de Asignaciones de Defensa. Estos proyectos de ley harán inversiones críticas para ocuparnos de los problemas de preparación del Ejército y de los "Marines" causados por la estrategia fracasada del Presidente en Irak. Nosotros vamos a tomar una serie de pasos para reestructurar nuestra estrategia de seguridad nacional para lidiar mejor con las amenazas y retos que enfrentamos hoy día. Eso incluye volver a enfocarnos en los problemas crecientes y frecuentemente pasados por altos en Afganistán, trabajando para mejorar la capacidad de las operaciones especiales. Cuando el próximo período de trabajo legislativo se termine, habremos tomado acción sobre todas las diez prioridades que presentamos el primer día de nuestro mandato, y habremos aprobado todas con un apoyo bipartidista abrumador. También hemos atendido exitosamente varios temas cruciales que no están en esa lista: Proyecto de ley de reautorización del FDA que facilita una revisión rápida de los medicamentos nuevos a la vez que mejora la seguridad de las medicinas que los pacientes toman y de la comida que los estadounidenses comen. Proyecto de ley de Desarrollo de Agua - reautorización – la primera desde el año 2000 – que protegerá el medio ambiente y permitirá que nuestra economía siga fuerte. Proyecto de ley Estados Unidos Compite, o "America COMPETES Act" en inglés, para regresar a nuestro país a la posición de liderato en las ciencias, la investigación y la tecnología. Pero la lucha que sin duda alguna ha sido la más importante que hemos librado este año es nuestro esfuerzo para oponernos a la política pública fracasada del Presidente Bush sobre Irak y para traer a la guerra a un fin seguro y responsable. Durante el próximo período de trabajo legislativo, nos opondremos a la política pública fracasada del Presidente Bush sobre Irak en todas las oportunidades que tengamos. El proyecto de ley de Autorización de Defensa será un componente importante de esa batalla, pero la batalla va a seguir todos los días. Hemos tenido victorias bipartidistas cruciales este año y algunas luchas difíciles también. El progreso, especialmente sobre la guerra, no ha sido fácil – y lo más seguro eso no cambie. Pero si seguimos trabajando juntos y de buena fe, buscando el bipartidismo en cada oportunidad, no tengo duda de que podemos lograr muchas cosas grandes para el pueblo estadounidense. ###
Bookmark and Share