Senate Democrats

Demócratas del Senado resaltan logros, prioridades que benefician a comunidad latina

Washington, DC—El Líder de la Mayoría del Senado Harry Reid se unió hoy a los Senadores Ken Salazar (D-CO) y Robert Menéndez (D-NJ) para resaltar cómo los logros y las prioridades legislativas de los demócratas del Senado ayudarán a mejorar las vidas de la comunidad latina en los Estados Unidos.   “Los demócratas del Senado hemos escuchado el llamado del pueblo estadounidense y hemos cumplido, logrando prioridades importantes para las familias trabajadoras latinas y todos los estadounidenses,” dijo Reid.  “Al poner el interés público por encima de los grandes intereses especiales, estamos cambiando la forma en que Washington, D.C. funciona.  Ya sea dándole a las familias trabajadoras un aumento salarial tan merecido, implementando las recomendaciones de la Comisión del 11 de septiembre, o proveyéndole cobertura médica a millones de niños y dándole a más estudiantes la oportunidad de obtener una educación universitaria, los demócratas hemos trabajado duro y continuaremos luchando por un rumbo nuevo para nuestra nación.”   “En noviembre pasado, el pueblo estadounidense pidió un rumbo nuevo en Washington,” dijo Salazar.  “Desde el aumento del salario mínimo a proveerle cobertura médica a millones de nuestros niños y hacer que la educación universitaria sea más económica, hemos cumplido con esa promesa.  Lo que hemos hecho en los primeros ocho meses es un adelanto de nuestro compromiso de asegurar que todos los estadounidenses tengan la oportunidad de realizar el ‘Sueño Americano.’”   “Los niños latinos son los que menos seguro de salud tienen de cualquier grupo, y aquellos de familias trabajadoras y de bajos ingresos se beneficiarán de la cobertura que se proveerá a través de la reautorización del Programa de Seguro de Salud para Niños,” dijo Menéndez.  “Un aumento del salario mínimo ayudará a los latinos a mantenerse fuera de la pobreza.  Y los proyectos de ley importantes sobre educación universitaria asegurarán fondos para que los latinos participen en programas graduados en Instituciones Universitarias de Servicio a los Hispanos, o “Hispanic Serving Institutions,” en inglés.  Me enorgullece decir que los demócratas del Senado hemos sostenido los valores que prometimos defender.  Hemos trabajado con la creencia de que todos en este país se merecen la oportunidad de construir una vida mejor.”   Entre las medidas legislativas que los demócratas del Senado han aprobado y cómo benefician a las familias latinas figuran:

  • Aumento del salario mínimo: 2.3 millones de latinos recibirán un aumento salarial.
  • Proyecto de ley de Seguro de Salud para Niños: 9 millones de niños sin seguro de salud serán cubiertos.  3.2 millones de los niños sin seguro de salud en los EE.UU. son latinos.
  • Proyecto de ley de Educación Universitaria: Proveerá $17 mil millones en ayuda financiera adicional a estudiantes – el aumento en fondos educativos universitarios más grande desde la Segunda Guerra Mundial – incluyendo a muchos estudiantes latinos, que componen el 15 por ciento de la población de edad universitaria, pero sólo el 10.4 por ciento de los estudiantes universitarios en el nivel de bachillerato son hispanos. 
  • Ley de Liderazgo Honesto y Gobierno Transparente de 2007 – La reforma más abarcadora de ética y cabildeo en una generación: Dándole al pueblo estadounidense un gobierno tan bueno y tan honesto como las personas que éste representa.
  • Implementando recomendaciones clave de la Comisión del 11 de septiembre: Este proyecto de ley hará a los Estados Unidos más seguros implementando recomendaciones restantes sobre seguridad doméstica que hizo la Comisión del 11 de septiembre.

* Adjunto un repaso detallado de éstas y otras iniciativas que han impulsado los demócratas del Senado para mejorar la calidad de vida de los latinos y de todas las familias trabajadoras estadounidenses.

 

###

Demócratas del Senado trabajando para la comunidad latina:

Un repaso de mitad de año de los esfuerzos del Senado para atender las necesidades de las comunidades latinas

En noviembre pasado, los votantes latinos le enviaron un mensaje fuerte al Congreso de que esperaban un cambio en la forma en que Washington, DC funciona.  Los latinos exigieron que sus prioridades fuesen respetadas y reflejadas en las prioridades del liderazgo congresional.  Los demócratas del Senado escucharon ese llamado y han trabajado diligentemente para responder a ese reto.  Desde darle prioridad y luchar por una reforma integral de inmigración hasta aumentar el salario mínimo, aumentar el acceso a una educación universitaria, y apoyar a nuestras tropas, los demócratas del Senado siguen luchando por la comunidad hispana en su misión de expandir las oportunidades y mejorar el bienestar de las familias latinas.

Asegurar un aumento salarial para los trabajadores

Los demócratas respetan las aportaciones de los trabajadores latinos y ganaron la lucha para aumentar el salario mínimo.  Luego de una batalla de diez años contra la obstrucción de los republicanos, los demócratas lograron aumentar los cheques de los trabajadores.  Más de 2.3 millones de trabajadores hispanos, que componen el 13.1% de la fuerza laboral de los EE.UU., se beneficiarán del aumento salarial.  La nueva ley aumenta el salario mínimo de $5.15 por hora a $7.25 por hora en tres etapas por un período de dos años.  Cuando el salario mínimo de $7.25 entre en vigor, los trabajadores verán un aumento de $4,200 en sus ingresos.  Eso significará dos años de cuido de niños; más del costo completo de una matrícula completa para un diploma en una universidad comunitaria; un año y medio de calefacción y electricidad; más de un año de compras de alimentos; y más de 8 meses de alquiler.

Expandiendo las oportunidades de educación

Los demócratas aprobaron legislación histórica para hacer que una educación universitaria sea más económica para los hispanos.  Mientras que la educación universitaria se ha convertido cada vez más importante para realizar el “Sueño Americano,” el acceso a la universidad se ha tornado menos económico y accesible.  Los latinos quieren ir a la universidad, pero solo el 12 por ciento de los hispanos mayores de 25 años de edad habían recibido un diploma de bachillerato o licenciatura en 2005.  Por eso es que los demócratas trabajaron para aprobar medidas para igualar las condiciones y asegurarse de que la educación universitaria esté disponible para todos.  El Proyecto de Ley de Acceso a una Educación Universitaria, aprobado, en el Senado haría lo siguiente:

  • Aumentará la ayuda financiera para estudiantes de ingresos bajos y de ingresos medios, proveerá $17 mil millones en ayudas financieras estudiantiles nuevas y expandirá la Beca Pell a 250,000 estudiantes de bajos ingresos. 
  • Hará que las deudas de préstamos estudiantiles sean más manejables.
  • Expandirá la condonación de deudas para aquellos que se comprometan al servicio público.
  • Fiscalizará a las universidades y los estados por el aumento del costo de la educación.
  • Simplificará el proceso de la ayuda financiera, y hará que el sistema de préstamos estudiantiles trabaje para los estudiantes, no para los bancos.

Bajo el liderazgo demócrata, el Senado aprobó legislación para expandir el programa “Head Start.”  Casi 1 de cada 3 niños que participan en el programa “Head Stara” es latino.  El programa le provee destrezas cognitivas, socio-emocionales y académicas a los niños, ayudando a prepararlos para el éxito académico.  Investigaciones demuestran que los niños que han participado en los programas “Head Stara” están mejor preparados para la escuela que sus compañeros que no han tenido el beneficio de “Head Start.”  El 19 de junio, el Senado aprobó el “Proyecto deLey de Head Start para la Preparación Escolar,” la cual aumentaría los fondos y expandiría el acceso al “Head Start” para que incluya a más niños de bajos ingresos hasta 130 por ciento del nivel federal de pobreza.  El proyecto de ley duplicaría el tamaño de “Early Head Start,” proveyéndoles servicios a más de 56,000 niños adicionales.

Expandiendo y mejorando los servicios de salud

Los demócratas están trabajando para garantizarles un seguro de salud a los niños.   Aproximadamente 9 millones de niños estadounidenses no tienen seguro de salud y los latinos tienen los niveles más altos de niños sin cobertura médica.  El Programa de Seguro de Salud para Niños (CHIP, por sus siglas en inglés) le extiende seguro de salud a los niños de bajos ingresos que no cualifican para el programa de Medicaid pero cuyas familias no pueden costear un seguro de salud privado.  Para resolver el déficit presupuestario de este año, que habría dejado a 14 estados sin dinero para proveer cobertura completa del CHIP, el Congreso incluyó $650 millones para financiar el CHIP en el Proyecto de Ley de Asignaciones Suplementarias de Emergencia de 2007.  El Senado aprobó la medida de reautorización del CHIP, que incluye un aumento de $35 mil millones al programa.  El proyecto de ley bipartidista del Senado mantendrá cubiertos a los 6.6 millones de niños de bajos ingresos actualmente inscritos en el CHIP y le provee un seguro de salud a 3.2 millones más.

El Congreso número 110 trabajó de forma bipartidista para asegurar la disponibilidad de exámenes de cáncer cervical y del seno para mujeres de bajos ingresos.  En abril, el Presidente firmó la Ley de Reautorización del Programa Nacional  de detección temprana de cáncer cervical y del seno de 2007, que reautorizó y aumentó los fondos para el programa para subsidiar mamografías, exámenes de Papanicolau, y otros exámenes de exploración.  La ley también permitiría que algunos estados gasten dinero asignado en programas para extender sus programas de acercamiento al público para mujeres que normalmente no sabrían del programa.

Apoyando, honrando y ocupándonos de nuestras tropas y veteranos

Los demócratas proveyeron fondos para apoyar a nuestras tropas luchando en Irak y Afganistán.  Hasta el 31 de julio de 2006, hubo 24,188 oficiales latinos sacrificando sus vidas por este país en Irak y en Afganistán.  De hecho, la primera muerte de la guerra en Irak fue de un latino – El Soldado de Primera Clase de los Marinos (o “Marine Lance Corporal,” en inglés) José Antonio Gutiérrez, que murió el 21 de marzo de 2003.  En el Proyecto de Ley de Asignaciones Suplementarias de 2007, los demócratas apoyaron a nuestras tropas y financiaron completamente los pedidos del Presidente para la Operación Libertad Iraquí y la Operación Libertad Duradera, que incluyen fondos para apoyar las tropas actualmente en Irak y en Afganistán y financia el aumento de las tropas de 21,000 tropas y 4,729 miembros de apoyo en Irak y 7,200 en Afganistán.    

Los demócratas también están comprometidos a invertir los recursos necesarios para cuidar de nuestros veteranos.  Una de las mejores formas de honrar a los más de 24 millones de veteranos estadounidenses por su servicio y sacrificio en conflictos actuales y del pasado es proveyéndoles cuidado de alta calidad e integral una vez que regresen a casa.  Tanto en el Proyecto de ley de Asignaciones Suplementarias de 2007 como en la Resolución Presupuestaria de 2008, el Congreso provee fondos adicionales para programas de salud para veteranos.

Adelantando la independencia energética y la protección del ambiente

Los demócratas trabajaron para legislación sobre energía que fomenta la diversidad de combustibles y la energía renovable para reducir costos, la contaminación y nuestra dependencia del petróleo.  Según un estudio del la Coalición Latina de Políticas Públicas, el 46 por ciento de los latinos dice que el aumento de los precios de la gasolina y de otras necesidades como electricidad y agua es lo que más les preocupa en cuanto al asunto de la energía en nuestra nación.  La Ley de Combustibles Renovables, Protección al Consumidor y Eficiencia Energética de 2007 es una medida histórica de energía que aumentará nuestra independencia energética, fortalecerá nuestra economía, mejorará nuestra seguridad nacional, reducirá emisiones que contribuyen al calentamiento global y protegerá a los consumidores. 

Apoyando a los negocios pequeños – el motor de nuestra economía

Los demócratas restauraron fondos y recursos para programas clave de negocios pequeños latinos.  Los negocios de dueños latinos en los EE.UU. alcanzaron la cifra de 1.6 millones de empresas en 2002, representando un alza de 31 por ciento desde 2002.  Más de un tercio (34.9%) de todas las empresas de propietarios hispanos le pertenecen a mujeres.  En la Resolución Presupuestaria de 2008, el Congreso rechazó la propuesta del Presidente para recortar la ayuda a los negocios pequeños de los Estados Unidos y restauraron el financiamiento del Programa de Extensión de Manufactura, que ayuda a los negocios pequeños a adoptar tecnologías avanzadas de manufactura.  La medida también proveyó recursos robustos para el presupuesto de la Administración de Negocios Pequeños (SBA, por sus siglas en inglés), que ya ha sufrido reducciones significativas en programas clave, incluyendo la supervisión de contratación federal, programas de negocios pequeños para veteranos y micro préstamos.  

Fortaleciendo la seguridad doméstica

Los demócratas del Senado dirigieron los esfuerzos para la implementación de recomendaciones clave de la Comisión del 11 de septiembre.  La prioridad más importante de los demócratas es proteger a nuestra nación de más ataques terroristas.  Luego de años de acción inadecuada sobre necesidades críticas de seguridad doméstica, el Senado aprobó el S. 4el Proyecto de Ley de Mejoras a la Seguridad de los Estados Unidos de 2007.  Este proyecto de ley haría a los Estados Unidos más seguros dándole a los trabajadores de emergencia las herramientas que necesitan para mantenernos seguros, haciéndole más difícil a los terroristas que potencialmente pudieran entrar a nuestro país; adelantando esfuerzos para asegurar nuestros sistemas de transportación ferroviaria, aérea y de tránsito en masa; y mejorando la distribución de información y datos de inteligencia entre las autoridades estatales, locales y federales.

Restaurando la Transparencia y Fiscalización en Washington

Los demócratas del Senado han cumplido con aún otra promesa más que le hicimos al pueblo estadounidense al aprobar S. 1, el Proyecto de Ley de Liderazgo Honesto y Gobierno Transparente de 2007 — la reforma de ética y cabildeo más abarcadora en una generación. Al hacerlo, le estamos dando al pueblo estadounidense un gobierno tan bueno y honesto como las personas que éste representa.

Este proyecto de ley prohíbe los viajes y regalos de parte de cabilderos y compañías que contratan a cabilderos, le pone fin a los esquemas de pagar para participar como el Proyecto ‘K Street’ de  los republicanos, aumenta dramáticamente la disponibilidad de información al público sobre las actividades de cabilderos, retrasa la puerta giratoria entre el Congreso y el negocio del cabildeo, requiere transparencia en el proceso de asignación específica de fondos y aumenta las penalidades para políticos y cabilderos corruptos.   El pueblo estadounidense ha expresado inequívocamente que el comportamiento anti-ético e ilegal ya no será tolerado en los pasillos del Congreso, y esperamos con ansiedad que el Presidente promulgue esta reforma tan necesaria.

Bookmark and Share