Senate Democrats

Reid: Veto presidencial de CHIP alejará a los niños latinos de servicios de salud

Washington, D.C.— El Líder de la Mayoría del Senado Harry Reid advirtió hoy sobre los efectos devastadores en los niños de minorías que no tienen seguro de salud, especialmente en los niños latinos, que tendrá el veto del Presidente Bush al proyecto de ley bipartidista de reautorización del Programa de Seguro de Salud Para Niños (CHIP, por sus siglas en inglés). 

Para los niños latinos, CHIP es especialmente importante para proveer cobertura médica.  Alrededor del 50 por ciento de los niños latinos que tienen seguro de salud hoy día están cubiertos por Medicaid o por CHIP.  Además, desde la implementación de CHIP hace diez años, el nivel de niños latinos sin seguro de salud ha disminuido por un 10 por ciento.

“Mayorías bipartidistas en el Senado, al igual que la gran mayoría del pueblo estadounidense, le han enviado un mensaje al Presidente Bush: los niños de nuestra nación son primero,” dijo Reid.  “El programa CHIP es un ejemplo de lo excelente que puede ser nuestro gobierno.  Niños de todos los trasfondos raciales se quedan rezagados en nuestro sistema de salud, y este proyecto de ley les provee una red de apoyo de una manera fiscalmente responsable.  Al vetar CHIP, el Presidente Bush está poniendo en juego el seguro de salud de los niños más vulnerables de los Estados Unidos, y está desmantelando el gran progreso que se ha logrado en los últimos diez años en la cobertura médica de los niños. Se tiene que poner la salud de nuestros niños por encima de la política partidista y de la retórica divisiva.”

Los fondos propuestos para CHIP en esta medida, a través de cinco años, equivalen a lo que el Presidente gasta en menos de cuatro meses en Irak.  Esto es suficiente dinero como para financiar la cobertura médica de los 6.6 millones de niños inscritos en el programa actualmente y para inscribir a 4 millones de niños de bajos ingresos que de lo contrario se quedarían sin seguro de salud.  La medida de reautorización de CHIP que el Congreso le envió al Presidente también ayudaría a cerrar la brecha de cobertura médica entre niños de minorías y niños anglosajones.

“Los niños latinos tienen mayores probabilidades de carecer un seguro de salud que los niños de otros grupos étnicos en los EE.UU.,” añadió Reid.  “Me decepciona que los republicanos se hayan opuesto a la medida en este proyecto de ley que habría ayudado a cerrar esta brecha.  Al permitir la cobertura de niños inmigrantes legales y a las mujeres encinta, a los que actualmente no se les permite cobertura, podríamos haber progresado en disminuir estas desigualdades entre muchos niños latinos.  No obstante, continuaremos buscando oportunidades para arreglar esa restricción.  A pesar que no es un proyecto de ley perfecto, la reautorización de CHIP expandirá el progreso logrado en la cobertura médica de niños latinos.”

###

Aumentando la cobertura y el acceso de CHIP  para los niños latinos

 

  • A pesar del éxito que CHIP ha tenido entre las comunidades minoritarias, una cantidad desproporcionada de niños sin seguro médico que cualifican para la cobertura pública se quedan sin ella. De todos los niños sin seguro médico que cualifican para la cobertura, pero que no están inscritos en CHIP o Medicaid, 65 por ciento son niños minoritarios, incluyendo a más de 1.5 millones de niños afro-americanos y 3.5 millones de niños hispanos. Más del 70 por ciento de los niños hispanos sin seguro de salud posiblemente pudieran cualificar para la cobertura pública pero no están inscritos. La reautorización de CHIP proveerá los recursos necesarios para identificar y cubrir a más niños minoritarios.

 

  • Por ejemplo, CHIP promueve el uso de trabajadores de salud comunitarios los cuales proveerán un acercamiento lingüístico y cultural apropiado al igual que fondos para proveer servicios de traducción e interpretación para asegurar que los niños cualificados puedan tener acceso a los beneficios de CHIP. Los demócratas están comprometidos con invertir en programas efectivos como estos que hacen una diferencia en el futuro de nuestros niños latinos.

     

Desigualdades en cobertura han disminuido desde que comenzó CHIP

 

  • Después de que se creó CHIP en 1997, el por ciento de niños sin seguro de salud disminuyó progresivamente, desde un máximo de 15.4 por ciento en 1998 a un mínimo de 10.8 por ciento en el 2004. La disminución fue aun más impresionante para los niños latinos. En 1998, casi 30 por ciento de los niños latinos no tenían seguro médico. En el 2004, la cantidad disminuyó a 21 por ciento. Mientras que muchos niños de escasos recursos se beneficiaron de la elegibilidad expandida proveída por CHIP, los niños minoritarios le sacaron más provecho a la cobertura expandida de los programas públicos.

 

  • En adición a reducir la brecha de cobertura de los niños minoritarios, inscribirse en CHIP también ha mostrado reducir desigualdades en el acceso a los servicios médicos. Los niños minoritarios sin seguro de salud tienen mayores probabilidades de tener necesidades de servicios médicos sin ser atendidas que cualquiera de los otros niños sin seguro médico y de faltarle una fuente de servicio de salud confiable. Pero dos estudios confirman la importancia de nivelar la cobertura médica para todos los grupos raciales, una medida importante del éxito del programa. Un estudio de niños inscritos por un año en el programa de CHIP de Nueva York encontró una eliminación casi completa de estas desigualdades.  Un estudio de la población de CHIP de California confirmó estos resultados. Entre todos los grupos raciales y étnicos (incluyendo esos grupos que hablan otro lenguaje), inscribirse en el CHIP estuvo asociado con una reducción en las desigualdades existentes para tener acceso a los servicios de salud necesarios.

   

CHIP, la brecha en la cobertura y los inmigrantes legales

                                               

  • Lamentablemente, algunos republicanos bloquearon una medida legislativa que le otorga a los estados la opción de obtener una tarifa equivalente por proveer Medicaid/CHIP a niños inmigrantes legales en sus primeros 5 años en el país. Esto hubiese ayudado a mejorar el acceso a Medicaid y CHIP para muchos niños latinos en la nación. Además, algunos alegaron falsamente que CHIP provee ayuda médica a inmigrantes indocumentados. Como una nación de inmigrantes, es desafortunado que en momentos durante los cuales el enfoque de nuestra atención debe estar en proteger la salud de nuestros niños, algunos republicanos del Senado rehúsen mantenerse en el camino y recurran a usar una retórica anti-inmigrante divisiva. 
Bookmark and Share