Senate Democrats

La Senadora Estatal Van de Putte responde al Discurso sobre el Estado de la Unión en español

WASHINGTON, D.C. - La Senadora Estatal de Texas Leticia Van de Putte (D-TX) hoy responderá en español al discurso del Presidente Bush del Estado de la Unión desde la Oficina Ceremonial de la Presidencia de la Cámara de Representantes.  Adjunto el texto de su discurso, según preparado.

Buenas noches. Les habla la Senadora Estatal de Texas, Leticia Van de Putte.   Me comunico con ustedes esta noche como legisladora demócrata, pero también como madre, abuela, miembro de la comunidad y trabajadora preocupada.   El estado de nuestro país bajo el gobierno del Presidente Bush no nos deja mucho que desear. Bajo el Presidente Bush, los ingresos de la comunidad se han estancado. De hecho, el sueldo promedio de los trabajadores latinos ha disminuido. A la misma vez, nuestras familias han cargado el peso de precios récord de gasolina. Muchas familias latinas viven preocupadas por la posibilidad de perder su vivienda a causa del fracaso en el mercado de bienes raíces. A pesar de que trabajan más y más, para muchas familias hay más cuentas que ingresos disponibles al final del mes.   A pesar de mi preocupación por la situación actual de nuestro país –tengo esperanza y optimismo sobre nuestro futuro. Me siento orgullosa del rumbo por el cual los demócratas del Congreso nos han avanzado este año pasado.   Desde su toma de poder en el Congreso, los demócratas se han enfocado en la lucha para poner el ‘Sueño Americano’ al alcance de todos en nuestro país, Hemos llegado lejos. Entre sus logros iniciales más importantes fue un alza en el salario mínimo. Los demócratas lucharon esta batalla por diez años, pero sólo fue posible lograrlo con una mayoría demócrata en el Congreso. El resultado fue un aumento salarial para casi 2.3 millones de trabajadores latinos. Pero hemos visto más logros.   Los latinos son dueños de casi 2 millones de negocios pequeños – un récord – los cuales son la espina dorsal de nuestra economía. Así que por el pasado año, los demócratas del Congreso aprobaron legislación que redujo el costo de financiar una empresa pequeña. Nuestros líderes demócratas en el Congreso también lograron reducir el costo de una educación universitaria para los casi 2 millones de latinos que van a la universidad. Los demócratas también aumentaron los fondos de vivienda para las familias trabajadoras de bajos ingresos. Más de 100,000 familias adicionales se han beneficiado.   También hemos trabajado en uno de nuestros grandes retos como nación: unir a nuestro pueblo para lograr nuestras metas comunes. Por eso es que nuestros líderes demócratas en el Congreso pusieron los mejores intereses de nuestro país primero y se sentaron con el Presidente con el fin de mejorar nuestra economía abatida. Como resultado de ese esfuerzo, se han creado una serie de medidas de estímulo económico que le darán el empuje que nuestra economía necesita. Este esfuerzo ayudará a nuestra economía y le brindará alivio a millones de familias que están sufriendo los estragos de siete años de políticas fiscales desastrosas.   Este reto no es de corto plazo. Para los latinos, nuestros valores fundamentales se basan en fortalecer a nuestras familias de generación en generación. Los latinos trabajamos todos los días para asegurar que nuestros hijos puedan vivir una vida mejor que la nuestra. Me siento orgullosa del trabajo que los demócratas han desempeñado en el Congreso a favor de nuestros niños.   Tenemos mucho que hacer. Uno de cada cinco niños que estudia en escuela pública es hispano, pero demasiados no terminan la secundaria. Por eso es que prioridades demócratas como legislación para expandir y mejorar los programas educacionales para nuestros jóvenes, como Head Start, han sido una prioridad.   Y a la vez que nuestros niños necesitan una buena educación, también necesitan buenos servicios de salud. Uno de cada tres latinos no tiene seguro médico en este país. Como farmaceútica que he sido por 28 años, yo sé lo importante que es que los demócratas sigan trabajando para asegurar que todos tengan acceso a cuidados de salud de calidad. Ese cuidado no debería comenzar en la sala de emergencias, pero por el contrario, debería prevenir problemas mayores y mantener a nuestros niños, padres y abuelos saludables.   Nuestro Congreso demócrata ha aprobado legislación que entre otros asuntos mejora y expande los servicios de salud para el tratamiento de cáncer del seno y cervical en las mujeres. El Congreso también aprobó la renovación y expansión del SCHIP, un programa federal y estatal que le provee cobertura de salud a millones de niños. Desgraciadamente, el Presidente Bush ha vetado esta legislación, no una, pero dos veces. ¡Qué lástima!   La verdad es que el Presidente parece estar satisfecho con seguir el mismo rumbo pero es un rumbo que ha llevado a tener 46 millones de estadounidenses sin seguro de salud y demasiados quedándose afuera o luchando cuesta arriba.   Lo mismo es cierto en cuanto a Irak. El Presidente sigue luchando contra los demócratas, insistiendo en mantener a nuestras tropas en medio de una guerra civil indefinida en Irak. Y en cuanto a los temas específicos de nuestra comunidad, el Presidente ha permitido que los extremistas dominen la retórica sobre inmigración, faltándole el respeto a nuestra historia rica y de contribuciones que los inmigrantes han hecho para fortalecer a nuestro país. Los demócratas del Senado lucharon para lograr un acuerdo bipartidista para un proyecto de ley de reforma migratoria integral y lo trajeron a votación 3 veces. Pero fueron bloqueados por el coraje de la derecha extrema y por republicanos que prefieren usarlo como tema de campaña en vez de resolver el asunto. Eso mismo pasó con el DREAM Act, que es crítico para los hijos de inmigrantes, que se criaron en los Estados Unidos, para lograr sus sueños de una educación universitaria.   El estado de nuestra unión es fuerte, cuando nuestros hijos tengan la oportunidad de alcanzar su potencial. El estado de nuestra unión es fuerte, cuando ninguna familia tiene que perderlo todo por culpa de enfermedad. El estado de nuestra unión es fuerte, cuando nuestro país puede ofrecer buenos empleos y dignidad para los trabajadores y jubilados. Los Estados Unidos son mucho más fuertes cuando trabajamos por la unidad, no la división.   El estado de nuestra unión depende de cada uno de nosotros. Cuando hacemos a nuestro país más fuerte, podemos unir a nuestro pueblo y podemos lograr el cambio que cada estadounidense quiere y se merece.   Pero necesitamos tu voz, necesitamos tu ayuda y más importante que eso, necesitamos tu participación.   Les habló la Senadora Estatal de Texas Leticia Van de Putte departe del Partido Demócrata. Gracias por su atención.

Y que Dios les bendiga.

###

Bookmark and Share