Senate Democrats

Informe nuevo: Presupuesto de Bush falla en atender prioridades de comunidad latina

Washington, DC—Un informe reciente del Comité de Política Pública de los Demócratas del Senado (DPC, por sus siglas en inglés) demuestra cómo el presupuesto del Presidente Bush para 2008 le hace daño a las familias latinas en los Estados Unidos. Mientras que los latinos y todas las familias trabajadoras estadounidenses están luchando cuesta arriba en esta economía incierta, el presupuesto del Presidente Bush para el año Fiscal 2009 no hace nada para fortalecer nuestra economía y fracasa en responder a los verdaderos problemas que las familias latinas enfrentan. El informe, El presupuesto de Bush falla en atender las prioridades de la comunidad latina , profundiza sobre los recortes profundos e irresponsables que propone el presupuesto del Presidente y los detalles específicos de cómo afecta a los hispanos.

“El presupuesto del Presidente representa más de las mismas políticas públicas que han debilitado nuestra seguridad económica y han afectado a las familias latinas desproporcionadamente,” dijo el Líder de la Mayoría del Senado Harry Reid. “Este presupuesto es irresponsable fiscalmente y es negligentes con las necesidades más urgentes de la nación al hacer recortes significativos a programas vitales de salud, nutrición y seguridad de los cuales nuestras comunidades dependen. Los demócratas del Senado lucharemos por un presupuesto responsable fiscalmente que asegure que las prioridades de los latinos y todas las familias trabajadoras estadounidenses sean atendidas.” Entre otros asuntos, el Presupuesto para el Año Fiscal 2009 del Presidente Bush:

  • Arriesga la salud de los niños latinos al socavar el Programa de Seguro de Salud para Niños (CHIP, por sus siglas en inglés). El Presidente vetó la legislación bipartidista de reautorización de CHIP el año pasado — dos veces — y reusa financiar el programa adecuadamente para cumplir con las necesidades de la nación. Se tienen que plantear preguntas serias sobre su compromiso de reducir la cantidad creciente de niños sin seguro de salud, con 9.4 millones en la actualidad, casi 39 por ciento de los cuales son hispanos (22 por ciento de todos los niños hispanos no tienen seguro, comparado con 7.6 por ciento de todos los niños anglosajones).
  • Propone recortes de casi $200 mil millones por cinco años a Medicare y Medicaid. Aproximadamente 44 millones de personas mayores y personas con impedimentos (10 por ciento de los cuales son hispanos) dependen de Medicare. Además, casi 40 por ciento de los niños latinos reciben cobertura de Medicaid y casi 13 porciento de los adultos latinos que no son ancianos están cubiertos por Medicaid (u otros programas públicos).
  • No provee fondos suficientes para el programa Ningún Niño Rezagado o “No Child Left Behind,” en inglés, y socava los programas extracurriculares o “after school programs,” en inglés, para los niños latinos. El presupuesto del Presidente recortaría los fondos discrecionales para el Departamento de Educación por $826 millones. Además:
  • El presupuesto de Bush no provee fondos suficientes para Ningún Niño Rezagado  o “No Child Left Behind,” (NCLB) en inglés, y Título I. El presupuesto del presidente aumenta los fondos NCLB por solo $125 millones por encima del nivel de 2008. Pero, ajustado para la inflación, esta cantidad es $179 millones menos que el nivel de 2008.
  • El presupuesto socava los programas extracurriculares o “after school programs,” en inglés, para los niños latinos. El presupuesto de Bush, sin embargo, recorta los fondos para el programa Centros de Aprendizaje del Siglo XXI por casi $300 millones. Veinticuatro por ciento de los que participan en este programa son latinos.
  • El presupuesto de Bush falla en hacer que los estudios universitarios sean económicos para los estudiantes latinos. El presupuesto de Bush recorta $457 millones por cinco años en intereses subsidiados para individuos con empleos de paga reducida y reduce dramáticamente la elegibilidad para el programa nuevo de condonación de préstamos, costándole $1.5 mil millones,  por cinco años, a los estudiantes que toman estos préstamos. Finalmente, el presupuesto nuevamente retira capital del mercado para el programa giratorio o “revolving,” en inglés, de los Préstamos Perkins, recortando los beneficios de estudiantes de ingresos reducidos por $4.2 mil millones.
  • El Presupuesto de Bush provee fondos inadecuados para Head Start. Este programa le ha servido a más de 24 millones de niños, más de 900,000 de ellos en 2006. Casi 34 por ciento de estos niños fueron latinos. A pesar de esto, los fondos del programa se han recortado por 11 por ciento en términos reales desde 2002.
  • El Presidente eliminaría Even Start. Casi la mitad (46 por ciento) de todas las familias que participan en Even Start son hispanas.
  • El presupuesto del Presidente deja a los estudiantes migrantes atrás. A pesar del éxito y la necesidad creciente del Programa de Asistencia Universitaria para Migrantes (CAMP) y el Programa de Equivalencia de Escuela Secundaria (HEP), el Presidente congela los fondos para ambos programas. Dado que el financiamiento no ha ido a la par con la inflación, varios estados, incluyendo Florida, California y Texas, se han visto forzados a eliminar estos programas.
  • El presupuesto recortaría $19 millones, o 20 por ciento, de los fondos para las Instituciones Universitarias que Sirven a los Hispanos o “Hispanic Serving Institutions,” en inglés.
  • El presupuesto que propuso la Administración de Bush también le recorta fondos a programas de servicios de salud para veteranos.  Hay más de 1.1 millones de hispanos que han arriesgado sus vidas para defender a nuestra nación y sus intereses.  Pero el presupuesto del Presidente Bush no le provee lo suficiente para sus necesidades de salud. 
  • Por el sexto año consecutivo, el presupuesto del Presidente aumentaría tarifas de servicios de salud para los veteranos.  La propuesta elevaría el costo de deducibles para medicamentos recetados casi al doble, de $8 a $15 por mes para veteranos de “ingresos de clase media”.
  • El presupuesto extiende la exclusión de veteranos nuevos de “ingresos de clase media” que se inscriben para recibir servicios de salud.  Desde que se implementó la exclusión en 2003, el Departamento de Asuntos del Veterano, o “VA”, en inglés, estima que a casi 1.6 millones de veteranos se les ha negado atención en el VA y en clínicas de salud en toda la nación, y se han disuadido aún más veteranos de solicitar beneficios.
  • El presupuesto reduciría a la mitad los fondos para facilidades de cuidado a largo plazo.  La propuesta del Presidente recortaría fondos para subvenciones de State Home por $80 millones, ésta es un área que necesita más fondos, dada la creciente demanda de tal cuidado para veteranos.     
  • El presupuesto de Bush elimina financiamiento clave para negocios pequeños latinos.  El Presidente una vez más propone terminar el financiamiento para micro préstamos y programas de asistencia técnica de micro préstamos.  Los micro préstamos son esenciales para propietarios de negocios latinos, quienes son dueños de 1.6 millones de empresas pequeñas en los Estados Unidos.
  • El presupuesto de Bush dejaría a muchas familias latinas de bajos ingresos vulnerables a altos costos de energía en sus hogares.  A pesar de que los precios de la gasolina han aumentado dramáticamente desde que el Presidente Bush entró en su cargo, su presupuesto propone un recorte de $400 al Programa de Asistencia de Energía para Hogares de Bajos Ingresos, o “LIHEAP”, por sus siglas en inglés.

Para ver el informe completo, puede visitar: http://democrats.senate.gov/dpc/dpc-new.cfm?doc_name=fs-110-2-34 

                                          ###

Bookmark and Share