Senate Democrats

Reid: Propuesta del Presidente sobre tratado de libre comercio con Colombia es una continuación de sus políticas públicas fracasadas

Washington, DC—El Líder de la Mayoría del Senado Harry Reid hizo las siguientes declaraciones hoy en respuesta a la propuesta del Presidente Bush sobre el tratado de libre comercio con Colombia:

“El Presidente Bush ha tomado muchas decisiones malas durante su mandato que ya le han costado sus trabajos a innumerables trabajadores estadounidenses y le han hecho un daño profundo a la política pública internacional de los EE.UU. – daño que le tomará años arreglar al próximo presidente.  Al enviar la legislación del tratado de libre comercio con Colombia bajo circunstancias que maximizan las probabilidades de que fracase, él le estará añadiendo un error más a su legado y dejándole un desorden más al próximo presidente.

“En el Congreso de los EE.UU. hay apoyo fuerte a Colombia, y esto queda demostrado por el hecho de que Colombia es el país que más ayuda financiera recibe de los EE.UU. en el hemisferio.  Muchos congresistas tienen un respeto tremendo por el progreso que el Presidente Uribe ha podido lograr bajo circunstancias difíciles.  Aún así, es un error fundamental establecer la legislación del TLC como la única forma de medir el apoyo a Colombia, como la Administración de Bush está tratando de hacer.

“Un TLC no es un conjunto de medidas de ayuda a otro país.  No es ni un favor que se le otorga a gobiernos amigables, ni sustituye un plan sensible y sostenido de política pública internacional en el hemisferio.  Un TLC es básicamente un acuerdo de integración económica permanente.  Muchos demócratas seguimos teniendo preocupaciones serias en cuanto a un acuerdo que crea el nivel más alto de integración económica con un país donde los trabajadores y sus familias son asesinados habitualmente y son sometidos a actos de violencia e intimidación por buscar ejercer sus derechos económicos más básicos.  Además, los responsables de la violencia gozan de una impunidad casi completa.  

“El gobierno de Colombia sin duda ha logrado progreso en este asunto, pero el nivel de violencia contra los sindicalistas sigue siendo el peor del mundo. Además, como ha indicado el Congresista George Miller, todavía se tienen que contestar preguntas serias sobre el compromiso a largo plazo del gobierno de Colombia en cuanto a este tema. Al enviar el TLC antes de que estas preocupaciones hayan sido atendidas por completo, el Presidente Bush ha minado significativamente el apoyo para el TLC.

“Además, la decisión del Presidente de actuar unilateralmente al enviar el TLC va en contra de tres décadas del precedente establecido bajo las leyes de vía rápida, o “fast track,” en inglés, y demuestra una vez más su falta de respeto al Congreso. Dado que el TLC con Colombia tendrá suficientes problemas sobre sus méritos solamente, el Presidente Bush va a exacerbar esos problemas al enviar el TLC de esta forma. Y, al menospreciar los procesos básicos que sustentan la voluntad del Congreso para extender la autoridad de “fast track” para el Presidente, el Presidente Bush está dándole un golpe serio a la política pública comercial de los Estados Unidos, que tendrá un impacto duradero.

“Si el Presidente Bush verdaderamente piensa que la aprobación del TLC con Colombia es crítica para la política pública internacional de los Estados Unidos en América Latina, es difícil de entender por qué el le está enviando el TLC al Congreso bajo unas circunstancias que él mismo ha creado y que maximizan la controversia asociada con el mismo. Aunque es entendible que una administración con capital político reducido, o “lame duck,” en inglés, quiera apuntarse un logro en su último año de mandato, me preocupa mucho que este enfoque a corto plazo va a llevar a problemas a largo plazo para las políticas públicas internacionales y comerciales de los Estados Unidos.

###

Bookmark and Share