Senate Democrats

Los senadores Lautenberg, Menéndez y Webb discuten la guerra en Irak, cinco años después del discurso de ‘misión cumplida’ de Bush

Washington, DC—Los Senadores Frank Lautenberg, Robert Menéndez y Jim Webb participaron de una conferencia de prensa hoy para discutir el quinto aniversario del discurso que pronunció el Presidente Bush a bordo del portaviones USS Abraham Lincoln, posicionado bajo la pancarta que leía “Misión Cumplida.”  Sin embargo, cinco años más tarde, después que nuestras tropas han hecho su trabajo, los iraquíes aún fracasan en tomar responsabilidad de su propio país, los costos y consecuencias graves de esta guerra continúan creciendo y la Administración de Bush no ofrece ninguna política pública que no sea la de permanecer en Irak indefinidamente.  Nuestra misión no será cumplida hasta que hagamos una retirada en fase de nuestras tropas de una guerra civil sin fin.    “Hace cinco años, el Presidente Bush proclamó el fin de las operaciones principales de combate de las tropas de los EE.UU. y el fin del papel de los Estados Unidos como el agente de mayor influencia en el futuro de Irak,” dijo Lautenberg.  “Esa declaración se ha convertido en un símbolo de su manejo imprudente de la guerra en Irak.  Desde entonces, los Estados Unidos han perdido más de 3,900 soldados y ahora están gastando $3,000 millones semanales en la guerra.  Esto no es una ‘misión cumplida’.  Es una misión que se ha desviado.  Continuaré luchando en el Senado para ponerle fin a la guerra en Irak, y urjo a la Casa Blanca a empezar a escuchar al pueblo estadounidense y que haga lo mismo.”   Menéndez dijo: “Ya hemos observado el quinto aniversario de la guerra en Irak. Hoy se cumple el quinto aniversario de un día que es casi igual de trágico – el día en que nuestro Presidente, quien ya nos había dicho cosas que no eran ciertas para ir a la guerra, nos dijo que la guerra se había ganado, nos dijo que la guerra se había acabado y regó la voz de que el derramamiento de sangre duraría poco. Queremos llamar la atención a este aniversario dudoso y a las promesas falsas del Presidente, no para sacarle ventaja a la incompetencia de su administración o a la  ridiculez de su plan de guerra, pero porque es increíblemente importante recordarle a todo el mundo en este país – desde nuestros colegas a los medios y al público – que esta guerra sigue y la Administración no tiene planes ni la intención de acabarla. Simplemente, Irak está a la raíz de muchos de nuestros retos más grandes. Nunca deberíamos ponerlo en segundo plano.”   “De cierta forma irónica, la guerra en Irak se había acabado hace cinco años y lo que comenzó fue una ocupación muy contenciosa,” dijo Webb. “Han puesto a nuestras fuerzas armadas en una posición de aguantar, o “holding position,” en inglés, totalmente dependientes del proceso político para alcanzar una solución que permita que esta ocupación se termine. Derrocar a un gobierno en un país que no nos estaba amenazando directamente ha creado una inestabilidad de pos-guerra enorme que ha disminuido la habilidad de los Estados Unidos para atender nuestros intereses estratégicos en el mundo y nuestros intereses económicos aquí en casa.”   ###  

Bookmark and Share