Senate Democrats

Proyecto de Ley para Reformar Tarjetas de Crédito Protegerá a los Consumidores e Impondrá Sentido Común en el Sistema

Washington, DCEl Líder de la Mayoría del Senado Harry Reid hizo hoy las siguientes declaraciones en el recinto del Senado sobre el Acta de Responsabilidad y Transparencia de las Tarjetas de Crédito. Abajo siguen apartes de su discurso:

“¿Qué hace una persona que cumple con las reglas cuando de pronto le cambian las reglas?

“En Nevada hay una señora llamada Shelley, quien al igual que millones de estadounidenses, paga su tarjeta de crédito en su totalidad al final de cada mes. Nunca se ha retrasado con sus pagos. Ella es lo que las compañías de tarjetas de crédito llaman una cliente que está al día.

“Pero a Shelley recientemente le dijeron que el interés de su tarjeta iba a subir del 9,5 por ciento al 17,5 por ciento. Ella entonces decidió cerrar la cuenta, pero el banco le dijo que el periodo para cerrar su cuenta de crédito ya había pasado a pesar de no saber que dicho periodo hubiese comenzado.

“Si de verdad queremos revitalizar nuestra económica, debemos proteger a las personas como Shelley y los millones de estadounidenses quienes usan sus tarjetas de crédito en su diario vivir, desde comprar chicle hasta pagar la matrícula universitaria.

“En pocas palabras este proyecto de ley simplificaría y aclararía la letra menuda para que el consumidor no sea tomado por sorpresa.

“…las tarjetas de crédito tienen contratos con condiciones confusas y muchas veces hasta engañosas. Un estudio reciente del Pew Charitable Trust descubrió que el 100 por ciento de todas las compañías de crédito seguían políticas que la Reserva Federal ha determinado dañinas para el consumidor. Estamos hablando de del 100 por ciento de todas las compañías.

“Y el 93 por ciento de esos contratos les permite a las compañías aumentar los intereses en cualquier momento y por cualquier razón.

“Aquí hay solo algunas de las clausulas que este proyecto de ley cambiaría:

·         Proteger al consumidor estableciendo leyes justas y con sentido común que dicten cómo y cuándo las compañías de crédito pueden aumentar los intereses. Estas compañías deben de dar un mínimo de 45 días antes de implementar cualquier aumento, y ya no podrán hacerlo sobre balances corrientes.

·         Segundo, restringir los recargos abusivos. Por ejemplo, los consumidores no se verían obligados a pagar una multa por pagar toda la tarjeta de crédito y dejar el balance en cero. También obligaría a las compañías enviar los recibos con un mínimo de 21 días de anticipación, para que el consumidor pueda evitar multas onerosas.

·         Tercero, incluir protecciones para que los vendedores inescrupulosos de tarjetas no se aprovechen de consumidores vulnerables como los estudiantes universitarios.

·         Cuarto, obligar a las compañías a que simplifiquen los recibos y los hagan más fáciles de entender. También fortalecer la supervisión federal de la industria del crédito para evitar futuros abusos.

“Demasiados estadounidenses han sufrido pérdidas en esta recesión. Es nuestro trabajo protegerlos de que sufran más pérdidas.

“Debemos proteger a aquellos quienes siguen las reglas, porque no solo es su crédito el que está en juego— es la credibilidad de nuestro país”.

###

Bookmark and Share