Senate Democrats

Declaración de Reid Sobre Semana de Salud de la Mujer

Washington, D.C. – El Líder de la Mayoría del Senado Harry Reid hizo las siguientes declaraciones sobre la Semana Nacional de la Salud de la Mujer, que comenzó el Día de las Madres el pasado 10 de mayo:

“Yo crecí en una familia con pocos recursos, que no podía pagar por el cuidado de salud. Los dientes de mis padres no se encontraban en condiciones buenas. Mi madre perdió sus dientes uno por uno. Cuando llegué a la adolescencia, ya había perdido toda su dentadura.

“Esto ocurrió hace décadas. Pero aún hoy, en el país más rico del mundo, todavía hay muchos que enfrentan las mismas dificultades para recibir un buen cuidado de salud.

“Esta semana, la Semana Nacional de la Salud de la Mujer, es una oportunidad excelente para recordar los desafíos de salud que las mujeres a través de todo el país siguen confrontando, en especial las mujeres que pertenecen a minorías étnicas, las cuales sufren desproporcionadamente.

“En la comunidad hispana, las disparidades que existen en el cuidado de salud, además de la falta del cuidado preventivo, arruina vidas y pone en peligro el futuro de muchas personas. Por eso es que me encuentro trabajando para hacer que el cuidado de salud de alta calidad sea asequible y accesible para todos los estadounidenses. Mientras redoblamos nuestros esfuerzos para reformar el cuidado de salud, tenemos que superar las barreras culturales y lingüísticas que enfrentan los hispanos tanto en mi estado de Nevada, como a los hispanos través de todo el país.

“El Dr. Rogelio Machuca, de Las Vegas, está por terminar su primer año de especialización en medicina de la familia con el Centro Médico Universitario del Sur de Nevada. Él ha visto cómo las enfermedades comunes que se curan con medicamentos recetados pueden convertirse en una situación de vida o muerte para demasiadas mujeres en nuestro país, simplemente porque existen barreras culturales que no les permite buscar el cuidado necesario.

“El Dr. Machuca tenía una joven paciente hispana quien había estado en cuidado intensivo por un mes. Estaba recuperándose de urosepsis, una enfermedad severa y posiblemente fatal, que fue causada por una infección urinaria.

“Estas infecciones son comunes en las mujeres, y el tratamiento puede ser sencillo. Por lo general se cura en tres días con un tratamiento de antibióticos. Sin embargo, esta mujer recurrió a un tratamiento alternativo antes de visitar a un médico. Finalmente tuvo que ir al hospital cuando ya no podía tolerar el dolor y la incomodidad.

“Cuando llegó al hospital, la infección se había convertido en urosepsis, comprometiendo sus riñones. Inmediatamente la pusieron en cuidado intensivo. Cuando fue dada de alta un mes después, tuvo que recibir terapia física, ocupacional y de habla para poder moverse, tragar y hablar nuevamente. Después de estar intubada un mes, su cuerpo estaba maltratado.

“La situación de esta mujer joven no tan sólo puso en riesgo su vida, pero también afectó su bienestar económico. Una infección de esta naturaleza— que debió costarle menos de $100 entre la visita al médico y el costo de los antibióticos— resultó en miles de dólares. El acceso al cuidado de salud que trasciende las barreras culturales y lingüísticas pudo haber evitado la urosepsis y una deuda agobiante que la mujer ahora le debe al hospital.

“Mientras reconocemos la Semana de Salud de la Mujer, reafirmo mi compromiso con asegurar que todas las madres, hijas y hermanas nevadenses de origen hispano tengan acceso a un cuidado de salud que sea asequible, de alta calidad, y que responda a sus necesidades”.

###

Bookmark and Share