Senate Democrats

Los Excesos de Wall Street Demuestran Cuan Desconectados Están del Pueblo Estadounidense

Washington, D.C.—El Líder de la Mayoría del Senado Harry Reid hizo las siguientes declaraciones en el recinto del Senado está tarde. A continuación apartes de su discurso:

“La crisis económica ha sido el producto de abusos descarados y conspiraciones elaboradas. Pero cuando llegamos al meollo del asunto, no nos queda más que un simple motivo: la avaricia. Si buscamos la raíz del sufrimiento de tantas familias y empresas, hay tres elementos clave: exceso,  irresponsabilidad y riesgo desenfrenado.

“La emergencia del año pasado requirió de intervención inmediata y lo hicimos.

“Nosotros—los contribuyentes—hicimos lo necesario para que la economía se mantuviera a flote, sin pedirle muchos a cambio a Wall Street. Así que no es difícil entender por qué el país se disgustó al conocer que Wall Street ha ignorado las lecciones aprendidas del año pasado.

“Esto es lo que ocurre en Wall Street hoy. Los presidentes le están dando a sus corredores de bolsa grandes incentivos— por lo general bonos en efectivo— para hacer pactos que ponen a sus empresas y al sistema en gran riesgo. Esto es el colmo de la irresponsabilidad y la arrogancia.

“Las tasas de desempleo por todo el país y los bonos de Wall Street no deben aumentar a la par. El dinero de los contribuyentes, quienes son los pilares de nuestra economía, no deben ir de sus cuentas de ahorros a los bolsillos de un corredor de bolsas descarado.

“La semana pasada el Departamento del Tesoro anunció que limitará los salarios excesivos de los altos ejecutivos de las compañías en las cuales tanto ustedes, como cada estadounidense, ahora tienen acciones. Apoyo este plan.

“Luego, la Reserva Federal anunció que frenará a los bancos que premian las prácticas más riesgosas y peligrosas para todos nosotros. Apoyo esto también.

“Y, muy pronto reformaremos nuestra industria financiera a través de la legislación conocida como reforma regulatoria. Nos aseguraremos que los bancos estén compensando a sus empleados con prudencia. Esto significa que las empresas no podrán darle dinero a un corredor de bolsas que cierra un negocio grande y arriesgado, que pone en peligro al banco entero y amenaza contra el bienestar del contribuyente y de todo el sistema financiero.

“La avaricia nos metió en este lío por lo que no nos salvará de él. Si vamos a seguir rehabilitando la economía para volver a la prosperidad, no se puede continuar con esta cultura obstinada y comportamiento destructivo.

¿Cuántas veces más tendremos que aprender la misma lección?”

                                                                 ###

Bookmark and Share