Senate Democrats

Washington, DC— El Senador por Nevada Harry Reid hizo hoy las siguientes declaraciones después de que los republicanos bloquearan una propuesta que evitaría que los contribuyentes tuviesen que pagar por los daños causados por la negligencia de compañías petroleras como BP, cuyo derrame está causando estragos en el Golfo de México:

“La razón principal por la que estamos trabajando en este momento en un proyecto de ley para reformar a Wall Street, es la responsabilidad. Los culpables de este caos tienen la responsabilidad de limpiar el desastre que causaron. Una de las cláusulas más importantes asegura que los contribuyentes nunca tengan que volver a rescatar  una compañía que ha actuado irresponsablemente y que ha puesto en peligro nuestra economía. Este principio de responsabilidad también se aplica a la catástrofe que está ocurriendo en este momento en el Golfo de México; nuestra motivación es la misma.

“Casi 20 millones de galones de petróleo se han derramado y esparcido en las aguas del Golfo desde el día en que la torre perforadora Deepwater Horizon explotó y se hundió. Estamos hablando del doble de lo que se regó durante el desastre del Exxon Valdez. Once miembros de la perforadora fallecieron de una forma horrible y sus muertes no tuvieron porqué ocurrir. Desde ese momento, la industria turística a comenzado a decaer y la industria pesquera de la región se encuentra amenazada en momentos en que los habitantes de la Costa del Golfo de por sí ya están pasando por dificultades económicas. Nuestro medio ambiente se contamina más cada día y la vida en el Golfo ha sido alterada para muchos a lo largo de su costa. Con cada día que pasa, las consecuencias crecen exponencialmente.

“Es la responsabilidad del Congreso y la administración investigar este desastre. Y es la responsabilidad de BP— y cualquier otra entidad culpable— pagar la cuenta por los daños. Tienen que responsabilizarse. Algunos creen que este desastre costará más de $14.000 millones de dólares. Ha llegado el momento de ponerle fin a este tipo de comportamiento y dejar en claro que los contribuyentes no tienen porqué pagar por errores ajenos. Haré todo lo que esté a mi alcance para que aquellos quienes están contaminando el medio ambiente por negligencia, paguen en igual medida.

“Por eso hoy intentamos sacar adelante un proyecto de ley que le hubiese exigido a BP que pague el precio de su negligencia al aumentar el límite que una compañía tiene que pagar en casos de estos desastres. Pero los republicanos en el Senado objetaron, buscando proteger a sus amigos en las petroleras y las compañías privadas. Cada vez que los republicanos ayudan a las compañías petroleras a evitar pagar por sus propios errores, hacen peligrar el bienestar del contribuyente”.

###

Bookmark and Share