Senate Democrats

Declaraciones de Reid en la Ceremonia Congresional de Recordación de los Ataques del 11 de Septiembre

Washington, DC –El Senador por Nevada Harry Reid hizo las siguientes declaraciones hoy en las escalinatas del Este del Capitolio de los Estados Unidos para conmemorar el noveno aniversario de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001. A continuación, su discurso preparado:  
 
“Como muchos otros estadounidenses, la Teniente Coronel Karen Wagner despertó aquel martes, tomó su maletín y se fue a trabajar. Barbara Edwards despertó ese martes, empacó su maleta y se fue al aeropuerto. El día que comenzó como cualquier otro, sin embargo terminó como uno que no habíamos experimentado jamás.
 
“Y mientras anochecía por primera vez luego de que cayeran las torres gemelas, el Congreso se reunió aquí y se pararon en estas escalinatas. Agarrados de la mano, y a petición de la Senadora Mikulski, cantamos ‘Dios Bendice a América’. Nueve años después, oramos por lo mismo. Nosotros todavía juramos lealtad, como dice la canción, a una tierra que es libre. Nosotros todavía alzamos nuestras voces solemnes como una sola.
 
“En los últimos años a menudo pensamos en esos primeros socorristas que actuaron heroicamente. Pensamos en los civiles que actuaron instintivamente y se convirtieron en héroes en sus últimos momentos de vida. Pensamos y damos gracias por los valientes voluntarios que cada día redefinen el heroísmo alrededor del mundo.
 
“Y recordamos a los miles que perdimos. Desde el otro lado del Capitolio, podemos ver el otro lado del río. Todos los que estuvieron aquí ese día siempre recordarán ver cómo el humo se extendía en el horizonte y hacia el cielo mientras el Pentágono ardía.
 
“La Coronel Wagner estaba allí en su oficina. Barbara Edwards estaba en el avión que se estrelló allí. Ambas eran hijas de Nevada. Ellas tocaron las vidas de muchos antes de ese terrible día, e innumerables más desde entonces.
 
“La Coronel Wagner jugaba defensa, escolta, en el equipo de baloncesto femenino de la UNLV pero estaba más interesada en defender a su país. Ella se graduó del programa ROTC de su escuela y pasó los siguientes 17 años en uniforme militar – la mayoría de ellos en Walter Reed, donde alcanzó administrar la rama de servicios al personal. Ella consiguió un escritorio en el Pentágono un mes antes del ataque.
 
“Barbara Edwards también vino de Las Vegas, donde ella era una madre, abuela, y maestra de francés y alemán en la Palo Verde High School. Ella estuvo en la Costa Este esa semana para visitar unos parientes y bailar en la boda de una amiga. El 11 de septiembre, ella estaba volando de regreso a Las Vegas para celebrar el cumpleaños de su mejor amiga.
 
“Hay un memorial en la escuela superior donde la Madame Edwards, como sus estudiantes la llamaban, fundaron un club internacional para ayudar a los estudiantes a entender diferentes culturas. En el monumento se lee la frase ‘Nosotros jamás olvidaremos’, escrito tres veces, en tres idiomas.
 
“La hermana de la Coronel Wagner, Kim, calificó a Karen como la clase de persona que nunca olvidaba a nadie que conocía.
 
“Ni Nevada ni la nación olvidará a ninguna de las dos, o ninguno de los otros que perdimos.
 
“Hoy nos paramos una vez más de este lado del río y recordamos lo que sucedió aquí, en Nueva York y en Pensilvania. Una vez más, nos paramos unidos y determinados. Una vez más, nos paramos juntos en estas escalinatas.
 
“Sabemos que estas escalinatas posiblemente no estuviesen aquí sin el coraje de héroes estadounidenses que jamás conoceremos. Y mientras lloramos por haberlos perdido, sabemos lo que es estar agradecidos”.
###

Bookmark and Share