Senate Democrats

Plan Republicano Para Cerrar el Medicare Aumentara los Costos Médicos de los Retirados, Recortaría Beneficios a 20 Millones de Personas

6 de abril de 2011

Washington, D.C. –Los demócratas quieren reducir el gasto federal y requerirle al gobierno que gaste de acuerdo a sus ingresos. Además, buscan una solución responsable para reducir el déficit y fortalecer nuestra economía.

DATOS SOBRE EL MEDICARE Y LOS HISPANOS:

  • Medicare provee asistencia médica a unas 42 millones de personas, la mayoría sobre con más de 65 años de edad.
  • Medicare brinda servicios a 3,5 millones de latinos
  • De acuerdo a las más recientes proyecciones del censo, se supone que las minorías raciales y étnicas configurarán casi el 40 por ciento de la población mayor durante el año 2050. LINK
  • El 51% de los beneficiarios hispanos reciben del Seguro Social el 90% o más de sus ingresos. [National Comitee to Preserve Social Security and Medicare,2008]
  • Los hispanos son el grupo más grande entre las personas sin seguro médico, con un 38,9% sin protección médica en el año 2010. [Gallup].

Pero el nuevo presupuesto republicano refleja prioridades erradas; protege los subsidios y créditos tributarios para los más privilegiados mientras recorta drásticamente programas esenciales para la salud de las personas mayores. El presupuesto republicano acabará con el Medicare, tal y como lo conocemos; convirtiéndolo en un programa de cupones que obligará a los retirados a pagar de su bolsillo el costo de muchos medicamentos vitales. Si los republicanos se salen con la suya, los costos de las primas para más de 20 millones de retirados se dispararían a niveles astronómicos y perderían beneficios garantizados. Los demócratas están comprometidos con proteger los beneficios del Medicare para todos, y están enfocados en recortar los desperdicios, fraudes y abusos del Medicare pero sin causarle daño a los retirados.

Bajo el plan republicano, 20 Millones no tendrán Medicare cuando se retiren:Comenzando en el 2022, el Medicare sería eliminado para los nuevos beneficiarios y transformado en un programa de cupones. Actualmente hay más de 20 millones de personas entre las edades de 50-54 años que no recibirán el Medicare cuando se retiren y, en su lugar, recibirán un cupón para comprar seguro médico privado. Esta fórmula le daría el control del Medicare a las aseguradoras privados, las cuales no garantizan los beneficios que son la esencia del Medicare. Peor aún, cada año el cupón cubriría cada vez menos, debido al creciente costo de los servicios de salud. Esto dejaría a futuros beneficiarios sin servicios de salud necesarios y muchos, incluso, tendrían que vivir sin seguro médico. [CBPP 3/22/11; Census 2010 data]

 

La propuesta republicana del cupón aumentaría los costos del seguro médico para las personas mayores, comenzando en el año 2022: El cupón no podrá mantenerse a la par de los constantes aumentos en los servicios de salud. Como resultado, los retirados serán forzados a pagar primas más altas para acceder a los mismos beneficios que reciben bajo el sistema actual. Aunque la propuesta republicana no explica detalles importantes, un plan similar presentado por el Representante Paul Ryan, obligaría a los nuevos beneficiarios del Medicare a pagar 31 por ciento más por sus primas en el primer año del sistema de cupones, un aumento individual promedio de $850 por año. [Center for American Progress, 2/15/11]

 

Bajo el plan republicano, los retirados perderían la garantía de sus beneficios:Bajo la ley actual, los beneficiarios tienen acceso garantizado a beneficios de salud que incluyen prevención y detección temprana de cáncer del colon, diabetes, cáncer de próstata y otros tratamientos preventivos como la vacuna contra la gripa. Si el plan republicano se convierte en ley, las personas mayores quienes antes eran elegibles para estos beneficios  estarían en riesgo de perderlos.[Kaiser State Health Facts, recuperado en 3/31/11]

 

La propuesta republicana obligaría a las personas mayores a pagar $3.500 por los medicamentos recetados: La propuesta volvería a abrir el “hoyo de la dona”, obligando a las personas mayores a pagar el precio completo de los medicamentos recetados. Como resultado, en promedio, los usuarios de Medicare tendrían que pagar unos $3.500 adicionales por sus medicamentos durante los próximos diez años. Los retirados y las personas con discapacidades que tienen medicamentos recetados de alto costo pagarían unos $12.300 en los próximos 10 años. [HHS, 11/4/10]

 

Bookmark and Share