Senate Democrats

Reid, Durbin, 20 Senadores Demócratas Escriben a Obama Sobre Situación de Estudiantes Dream Act

13 de abril de 2011

 

CONTACTO: José Dante Parra, (202) 224-2939

 

REID, DURBIN, 20 SENADORES DEMOCRATAS ESCRIBEN A OBAMA SOBRE SITUACION DE ESTUDIANTES DEL DREAM ACT

Senadores piden al Presidente que establezca proceso uniforme para la congelación de deportaciones

Washington, D.C.—El Senador por Nevada Harry Reid, el Senador por Illinois Dick Durbin y 20 otros senadores demócratas, hoy le enviaron una carta al Presidente Barack Obama pidiéndole que establezca un proceso riguroso, consistente y organizado para manejar las peticiones de congelamiento a las deportaciones de aquellos jóvenes quienes calificarían bajo el DREAM Act si este fuese promulgado en ley.

 

La Administración Obama –al igual que la anterior administración Bush—le ha concedido “acción diferida” a algunos jóvenes quienes serian elegibles bajo el DREAM Act. Sin embargo, estas acciones se han tramitado sin que exista un proceso formal, lo que conlleva a un manejo inconsistente de estos casos por las diferentes oficinas de servicios migratorios a través del país. Los senadores le pidieron a la Administración Obama que considere establecer un proceso formal para la acción diferida, y para el seguimiento de casos del DREAM Act.

 

La carta hace hincapié que los estudiantes del DREAM Act, a diferencia de criminales violentos o individuos quienes si son un peligro para la seguridad nacional, no son una prioridad para las autoridades de orden público. Esto ayudaría a conservar recursos de orden público que son limitados. Los senadores escribieron que:

 

“Creemos firmemente que los estudiantes del DREAM Act no deben ser sacados de los Estados Unidos, ya que tienen un gran potencial para contribuirle a nuestro país, y además, los hijos no deben ser castigados por los errores de los padres”.

 

Bajo el DREAM Act, un estudiante sin documentos puede obtener estatus legal permanente si llegó al país antes de los 15 años; ha vivido en el país al menos cinco años; se gradúa de secundaria; mantiene antecedentes limpios; y completa dos años de estudios universitarios, o de servicio en las Fuerzas Armadas de EE.UU.

 

Se adjunta una copia de la carta:

 

 

Senado de los Estados Unidos

WASHINGTON, DC 20510

 

 

13 de abril de 2011

 

Presidente Barack Obama

La Casa Blanca

Washington, DC 20500

 

Estimado Sr. Presidente,

 

Le escribimos para discutir nuestro interés mutuo en un grupo de jóvenes talentosos y responsables, quienes poseen el potencial de seguir enriqueciendo a nuestra gran nación: individuos quienes serian elegibles para recibir alivio migratorio bajo el DREAM Act.

 

Sabemos que compartimos el deseo de aprobar una reforma migratoria integral lo más pronto posible, y apreciamos que apoye nuestros esfuerzos para solucionar este problema tan crítico que está enfrentando nuestra nación. Mientras continuamos trabajando hacia la adaptación de una reforma integral de nuestro sistema migratorio, también hemos trabajado para aprobar el DREAM Act. Este proyecto de ley le da a un grupo selecto de estudiantes la oportunidad de ajustar su estatus legal si: llegaron a los Estados Unidos a los 15 años o antes; han vivido en este país un mínimo de cinco años; poseen buen carácter moral; no son ni inadmisibles ni depórtales de acuerdo a un numero de motivos pre-establecidos; se graduaron de secundaria u obtuvieron un diploma equivalente; y asistieron a la universidad o sirvieron en nuestras fuerzas militares por un mínimo de dos años.

 

Como Ud. sabe, el DREAM Act se aprobó en la Cámara de Representantes y obtuvo una mayoría bipartidista en el Senado de los Estado Unidos en diciembre. Desafortunadamente, el apoyo de 55 senadores no fue suficiente para remontar el obstruccionismo por aquellos que se oponen a la propuesta. Apreciamos mucho el gran apoyo que le dio al DREAM Act el año pasado y con gran placer esperamos trabajar con Ud. para promulgarlo en ley durante este 112do Congreso.

 

Ud., es el máximo funcionario del orden público en nuestro país, y por supuesto está obligado a hacer cumplir la ley. Sin embargo la discreción en cuanto al encausamiento judicial, teniendo en cuenta prioridades y recursos limitados, tiene una larga historia en esta nación y es completamente coherente con nuestro interés de mantener el imperio de la ley. Su administración tiene una trayectoria firme en la aplicación de las leyes, ya que el año pasado deportó a más inmigrantes indocumentados que cualquier otra en la historia. Al mismo tiempo, también le ha concedido acción diferida a un pequeño número de estudiantes que califican para el DREAM Act, evaluando cada caso independientemente, tal como lo hizo la administración de George Bush. La concesión de acción diferida para los estudiantes quienes califican para el DREAM Act, quienes no son una prioridad entre las obligaciones del Departamento de Seguridad Nacional, ayuda a conservar los recursos limitados de nuestras autoridades de orden público.

 

Apoyaríamos concederle acción diferida a todos los jóvenes quienes cumplan con los rigurosos requisitos necesarios para calificar para la cancelación o suspensión de deportación bajo el DREAM Act, tal cual fue pedido en una manera bipartidista por el senador Durbin y Lugar el pasado mes de abril. Creemos firmemente que los estudiantes del DREAM Act no deben ser sacados de los Estados Unidos, ya que tienen un gran potencial para contribuirle a nuestro país, y además, los hijos no deben ser castigados por los errores de los padres. Como lo dijo Ud. en el discurso sobre el Estado de la Unión “Hay que frenar la expulsión de jóvenes talentosos y responsables, quienes podrían ser el personal en nuestros laboratorios científicos o los fundadores de nuevas empresas, quienes pueden continuar enriqueciendo a esta nación”.

 

También podemos apoyar medidas parecidas a estas, las cuales usted puede tomar al establecer un sistema más ordenado y coherente para manejar los casos individuales de esos estudiantes quienes califican para el DREAM Act.

 

Por ejemplo, su administración podría establecer un proceso para que los estudiantes del DREAM Act puedan solicitar una acción diferida. En este momento no existe un proceso formal para aplicar a la acción diferida y muchos estudiantes quienes califican para el DREAM Act no están enterados de esa opción. Es más, el Defensor en la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) bajo la administración Bush recomendó establecer un proceso para aplicar a la acción diferida.

 

Su administración también podría requerir que se reporte y se le haga seguimiento a los casos del DREAM Act. Hasta donde entendemos el Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés) no tiene un proceso para reportar y seguir a casos del DREAM Act. Por consiguiente no hay un mecanismo que asegurar un manejo consistente por las diferentes oficinas a través del país; nadie sabe cuántas personas elegibles para el DREAM Act están en proceso de deportación, cuantos han pedido una acción diferida, y cuantos han sido deportados. Las oficinas de Control de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) niegan con frecuencia dichas peticiones de acción diferida en los casos de DREAM Act sin el conocimiento de la oficina central de ICE. Muchas veces la oficina central de ICE solo se entera de casos de DREAM Act a través de oficinas del Congreso, grupos defensores de los inmigrantes o los medios, y muchas veces se requiere un proyecto de ley privado u otro tipo de acción del Congresos antes de que se apruebe una petición de acción diferida. El Defensor en la USCIS bajo la Administración de Bush también recomendó seguimiento a estos casos y que la central de ICE supervisara las peticiones de acción diferida para asegurarse que no existiese disparidad de una región geográfica a otra en las aprobaciones o negación de acción diferida; y para que todos los casos fueran decididos bajo los mismos parámetros.

 

Por último, su administración podría decidir que la concesión de la acción diferida ocurra lo más temprano posible durante el trámite de cada caso. Bajo los procedimientos actuales, el DHS normalmente no concede una acción diferida en los casos del DREAM Act hasta que el individuo no ha recibido una orden final de deportación, y frecuentemente solo con días, u horas de antelación a la fecha de deportación. Esto es un uso ineficiente de recursos limitados y no coincide con políticas establecidas por el DHS. Como dijo la entonces Comisionada de Inmigración Doris Meissner en el memorándum “Discreción en el Ejercicio de Acciones de Encausamiento” del 17 de noviembre del 2000 –el cual todavía es política de DHS: “Como guía general, es mejor ejercer discreción favorable lo más pronto posible en el proceso, una vez que se han determinado los hechos, para poder conservar los recursos del Servicio, y también teniendo en cuenta los intereses del extranjero, evitando procedimientos legales innecesarios”.

 

Gracias por considerar esta y otras medidas que establezcan un proceso más organizado para manejar los casos de jóvenes quienes podrían ser elegibles para recibir alivio migratorio bajo el DREAM Act. Esperamos poder trabajar con Ud. en opciones que le den herramientas a este talentoso grupo de jóvenes para que le contribuyan a esta nación que consideran su hogar.

 

Atentamente,

 

Harry Reid

Líder de la Mayoría

 

Dick Durbin

Líder Adjunto de la Mayoría

 

Patrick Leahy

Presidente del Comité Judicial

 

Carl Levin

Presidente del Comité de las Fuerzas Armadas

 

Daniel K. Akaka

Mark Begich

Michael F. Bennet

Jeff Bingaman

Richard Blumenthal

Barbara Boxer

Maria Cantwell

Christopher A. Coons

Dianne Feinstein

Kirsten E. Gillibrand

John F. Kerry

Frank R. Lautenberg

Joseph I. Lieberman

Barbara A. Mikulski

Patty Murray

Bill Nelson
Jack Reed

Sheldon Whitehouse

 

###

For Immediate Release

Date: Wednesday, April 13, 2011

 

CONTACT: Jon Summers, Reid, (202) 224-2939

 

REID, DURBIN, 2O SENATE DEMOCRATS WRITE OBAMA ON CURRENT SITUATION OF DREAM ACT STUDENTS

 

Washington, D.C.—Nevada Senator Harry Reid and a group of 21 Democratic senators today sent a letter to President Barack Obama asking him to establish a rigorous, consistent and orderly process for handling requests for stays of deportation from young people who would qualify for the DREAM Act if it were to become law.

 

The Obama administration, like the Bush administration before it, has granted “deferred action” to some young people who would be eligible for the DREAM Act. But it has done so without a formal process, leading to inconsistent handling of cases by different field offices around the country. The senators requested that the Obama administration consider establishing a formal process for applying for deferred action and for tracking of DREAM Act cases, to ensure more consistent treatment of like cases.  The letter notes that DREAM Act students, unlike violent criminals or individuals who are a threat to national security, are not an enforcement priority and that deferred action in such cases can help conserve limited law enforcement resources. The senators stated:

 

“We strongly believe that DREAM Act students should not be removed from the United States, because they have great potential to contribute to our country and children should not be punished for their parents’ mistakes.”

 

Under the DREAM Act, students could earn legal permanent status if they arrived in the United States at the age of 15 or younger and have lived in this country for at least five years, graduate from high school, keep a clean record, and complete two years of college or service in the Armed Forces.

 

A copy of the letter is attached.

April 13, 2011

 

 

 

President Barack Obama

The White House

Washington, DC 20500

 

Dear Mr. President:

 

We write to discuss our mutual interest in a talented group of responsible young people with the potential to further enrich our great nation: individuals eligible for immigration relief under the DREAM Act.

 

We know that you share our desire to enact comprehensive immigration reform legislation as soon as possible, and we appreciate your support for our efforts to find solutions to this critical problem facing our nation. While we continue to work toward enactment of comprehensive reform of our immigration system, we have also fought to enact the DREAM Act. This legislation would give a select group of students the chance to earn legal status if they arrived in the United States when they were 15 or younger, have lived in this country for at least five years, have good moral character, are not inadmissible or removable under a number of specified grounds, have graduated from high school or obtained a GED, and attend college or serve in the military for two years.

 

As you know, the DREAM Act passed the U.S. House of Representatives and received a bipartisan majority vote in the U.S. Senate in December. Unfortunately, the support of 55 senators was not enough to overcome a filibuster by the bill’s opponents. We greatly appreciated your strong support for the DREAM Act last year and look forward to working with you to enact it into law in the 112th Congress.

 

You are the nation’s chief law enforcement officer and are, of course, obligated to enforce the law. However, the exercise of prosecutorial discretion in light of law enforcement priorities and limited resources has a long history in this nation and is fully consistent with our strong interest in the rule of law. Your Administration has a strong record of enforcement, having deported a record number of undocumented immigrants last year. At the same time, you have granted deferred action to a small number of DREAM Act students on a case-by-case basis, just as the Bush Administration did. Granting deferred action to DREAM Act students, who are not an enforcement priority for DHS, helps to conserve limited enforcement resources.

 

We would support a grant of deferred action to all young people who meet the rigorous requirements necessary to be eligible for cancellation of removal or a stay of removal under the DREAM Act, as requested on a bipartisan basis by Senators Durbin and Lugar last April.We strongly believe that DREAM Act students should not be removed from the United States, because they have great potential to contribute to our country and children should not be punished for their parents’ mistakes.  As you said in your State of the Union Address, “let’s stop expelling talented, responsible young people who could be staffing our research labs or starting a new business, who could be further enriching this nation.”

 

We would also support steps short of this that you can take to establish a more orderly and consistent process for handling individual DREAM Act cases.

 

For example, your administration could establish and publicize a process for DREAM Act students to apply for deferred action. Currently, there is no formal process for applying for deferred action, and many DREAM Act students are unaware of this option. Indeed, the Bush Administration’s U.S. Citizenship and Immigration Services Ombudsmen recommended establishing a process for applying for deferred action.

 

Your administration could also require reporting and tracking of DREAM Act cases. It is our understanding that the Department of Homeland Security (DHS) does not have a process for reporting and tracking DREAM Act cases. As a result, there is no mechanism for ensuring consistent handling of cases by different field offices around the country; no one knows how many DREAM Act eligible individuals are in removal proceedings, how many have applied for deferred action, and how many have been removed.  Immigration and Customs Enforcement (ICE) field offices frequently deny requests for deferred action in DREAM Act cases without ICE headquarters’ knowledge. Headquarters often only learns about DREAM Act cases from Congressional offices, immigration advocates, or the media, and often requires a private bill or other Congressional action prior to granting deferred action. The Bush Administration’s USCIS Ombudsmen also recommended tracking and headquarters review of deferred action requests to help ensure that there is no geographic disparity in approvals or denials of deferred action requests and that like cases are decided in like manner.

 

Finally, your administration could decide whether to grant deferred action as early as possible in the process of each individual case. Under current practice, DHS typically will not grant deferred action in a DREAM Act case until an individual receives a final order of deportation and frequently not until days or hours before the removal date. This is an inefficient use of limited resources and is inconsistent with long-standing DHS policy. As then-INS Commissioner Doris Meissner explained in “Exercising Prosecutorial Discretion,” a November 17, 2000 memorandum that is still official DHS policy: “As a general matter, it is better to exercise favorable discretion as early in the process as possible, once the relevant facts have been determined, in order to conserve the Service’s resources and in recognition of the alien’s interest in avoiding unnecessary legal proceedings.”

Thank you for considering these and other measures that would help to provide a more orderly process for handling the cases of young people who would be eligible for relief under the DREAM Act. We look forward to working with you on ways we can enable this talented group of young people to contribute to this nation they call home.

 

 

Bookmark and Share